lunes, 19 de abril de 2010

Espacio y Plan Tierra


Cuando Lucifer se alejó del Paraíso, muchos ángeles estaban espantados, se infundió el pánico, ya que sería la primera vez que los guerreros tendrían que actuar.

Phillp Vensart, era un ángel que creía que no podía existir la maldad en el Universo, era rudo y muchos pensaban que se uniría a Lucifer debido a su brutalidad y su falta de delicadeza, pero él solo quería detener a Lucifer.

En el Infierno existía un demonio de nombre Girfin Boyle, Girfin era fiel a su señor Lucifer, creía todo lo contrario de Phillp, deseaba que toda la maldad perdurara, además de demonio era uno de los primeros hombres de ciencia de universo.

Phillp cambiaría todos los planes de Dios pues crearía una nueva orden de paz entre todos los reinos y evitando así que Dios tuviera más problemas.

Llegó el día de tomar acciones para Lucifer, él mismo se disponía a dirigir a sus demonios, Aun a pesar de que Lucifer falló en esa primera batalla, dos espíritus no terminaban de pelear.

Sería una pelea a muerte entre Girfin y Phillp, ambos estaban fuera de los límites tanto del Paraíso como del Infierno, pero poco les faltaba para salir de los límites para los inmortales, ellos mismos desconocen como lo hicieron, en épocas actuales los inmortales dominan este conocimiento.

Exhaustos y magullados Phillp y Girfin al fin se detuvieron, no sin antes percatarse de que no hallaban el camino ni al Paraíso ni al Infierno, tampoco lograron hallar a los otros reinos, solo veían estrellas por doquier, ya conocían las estrellas había una en el cielo del Paraíso y en el cielo del Infierno y de demás reinos.

Pero había trillones de trillones de estrellas, quedaron aun más atónitos al ver que alrededor de estas estrellas giraban formaciones semiesféricas algunas más grandes que otras, algunas eran simplemente gas, otras eran únicamente de lava, otras eran de rocas de silicio, carbono, etc.

Las estrellas formaban grandes agrupaciones, y estas agrupaciones formaban otras aun más grandes, además se hallaban estrellas tan pesadas que habían roto el espacio-tiempo de aquel lugar, formando “agujeros”.

Notaron que algunos de estos agujeros conectaban a...

- Girfin – le indico Phillp – hallé la salida de este lugar.
- ¿Estas seguro?
- Completamente.
- ¿Sabes en donde nos hallamos?
- ¿Crees que tengo tiempo par pensar en eso demonio?
- Pues la verdad yo sí sé.
- Imposible.
- Recuerda que según nuestra educación, Paraíso, Infierno y otros reinos se hallan en una dimensión y que hay un sinfín de dimensiones paralelas.
- Sí, pero este lugar se ve diferente.
- Lógico; pues las dimensione están separadas y no podríamos ir a otra sin atravesar la nada.
- ¿Entonces?
- Pues estamos ante un fenómeno increíble, esta dimensión donde no hay vida y solo estrellas tierra y huecos de alguna forma se ha pegado a la nuestras.
- Que simple.
- Es extraordinario, es un gran descubrimiento.
- Sí, sí, sí claro, pero es mejor irnos, tenemos una pelea pendiente.
- Vamos entonces.

Phillp logró triunfar al final de una ardua batalla contra Girfin, lo llevó a Paraíso y fue mantenido allí en una habitación para que no escape y no revele este secreto a Lucifer.

Dios le encargo a Phillp que diera nombre a algunas cosas de lo que llamaron “espacio”, Phillp dio nombre a los planetas, galaxias, Sistemas Solares, etc.

Dios fue personalmente a una galaxia de nombre Vía Láctea, y fijó sus ojos en un sistema que recién se estaba formando, lo acondicionó para que prosperara un planeta de nombre Tierra donde hubiese vida, sin embargo, con todo su poder no pudo crear nada más que un microscópica célula, la célula que dio vida a este planeta.

Se creó el plan “Tierra” que consistía en crear una forma de vida en un planeta adecuado para su desarrollo en una forma de vida inteligente, sin embargo Dios no fue el único en percatarse en la presencia de la otra realidad, otros reinos entraron en competencia y comenzó la carrera de la evolución.

Los reinos intentaban acomodar el ambiente planetario para el desarrollo de los seres vivientes que cada uno quería crear. Se establecieron reglas, pero siempre había tramposos que ayudaron en la evolución completa a sus seres, llevándolos a ser mucho más evolucionados que otros, seres.

Cuando la vida inteligente se propicio a aparecer en los planetas, oh sorpresa, en la gran mayoría de reinos, estas vidas desobedecieron a sus creadores, principalmente por la intervención de los “Némesis”.

Muchos reinos tenían sus contrapartes rebeldes, que se oponían al gobernante, unas tenían buenos motivos pero en general eran malvados.

Lucifer, el Diablo, Satán, Satanás, etc. Como sea que lo llamen era el Némesi de Dios, logro descubrirlo cuando después de mucho tiempo Girfin aun no volvía.

- Girfin no ha vuelto – murmuraba Lucifer – no está en el pozo, ¿en donde estará?
- Señor – interrumpió un soldado los pensamientos de Lucifer – al parecer, Girfin esta recluido en Paraíso.
- ¿Qué extraño? Esa no es la forma de tratar de Dios, a menos que esté ocultando algo.
- ¿Qué hacemos mí señor?
- Atacaremos, rescataremos a Girfin y él nos dirá por que Dios lo mantuvo cautivo.
- ¿Y si fallamos?
- Lo volveremos a intentar, tengo el extraño presentimiento de que las cosas cambiaran.

Las fuerzas de Lucifer se reunían en el exterior del Infierno, nuevamente Lucifer llevó a sus tropas a Paraíso, el segundo a ataque de Lucifer, una victoria parcial para el Infierno, pero sin ninguna baja del Paraíso.

Girfin fue llevado al castillo de Lucifer, en reclusión había hecho grandes descubrimientos y Lucifer se halló un paso adelante de Dios.

- Girfin – le habló Lucifer – se sabe que entras a un terreno desconocido para los demonios.
- Así es señor mío, he entrado al lugar que llamo “espacio”.
- Dime Girfin, ¿qué es Espacio?
- El espacio esta alrededor nuestro solo que no lo podemos percibir ya que se halla en otra dimensión, en esta dimensión las leyes son más complejas.
- ¿Qué mas tienes para comunicarme Girfin?
- Me enteré que Dios y otros reinos están llevando a cabo un plan llamado Tierra, consiste en formar un planeta donde se pueda desarrollar una forma de vida de “Carne y Hueso” si no mal escuché donde se formarán mas espíritus.
- ¿Qué tanto ha avanzado ese plan?
- Recién a iniciado y los primeros seres pensantes ya se han desarrollado, Dios escogió a dos de ellos llamados Adam y Eva, para que se reproduzcan y llenen la Tierra.
- Eso es suficiente para mí, ya se como sembrar el caos.

Lo primero que hizo Lucifer es engañar a Eva y esta a su vez arrastro consigo a Adam por el camino del pecado, bueno esa historia ya la han escuchado.

Luego de darse cuenta de algunos placeres de la vida mortal, introdujo espías en el Paraíso, los cuales distribuyeron la noticia de que grandes placeres se hallaban en la mortalidad, muchos se tragaron el cuento y el mundo que Dios había hecho se vino abajo, en un intento desesperado por salvar a la humanidad, Dios optó por una salida penosa, un diluvio sumergió el mudo y solo unos pocos con sus familias y animales lograron sobrevivir entre estos elegidos se halló a Noé, quien es mencionado en la Biblia.

Dios llamó a todos los sabios del Paraíso para discutir la solución de este gran problema.

- ¿Que haremos? Señores – hablaba Dios – ¿cómo vencer a alguien que tiene un poder igual al nuestro?
- Destruyéndolo – dijo uno.
- Eso es obvio pero ¿cómo lo destruimos?

Muchas ideas mencionaron los sabios, ninguna servía, o estaba muy lejos de su alcance o era muy elemental.

Una niña que se había colado en la disputa, pensó y pensó, y llegó a una conclusión...

- Dios tengo algo que decir – interrumpió la niña en la charla, todos los sabios le pedían silencio pero Dios dijo...
- Continúa.
- No hay forma de ganar a Lucifer, por lo menos no ahora – todos se escandalizaron y se vieron muy enojados – pero si podemos llegar a un acuerdo.
- Es cierto – dijo Dios en tono pensativo – Sí, es la única forma, por ahora.

Esta no seria la última vez que esta niña juegue un papel en la historia de los espíritus, su nombre es Mónica Dark.

Divagando en su mente Dios se preparaba para tiempos difíciles, las guerras del Shadowar daban inicio y nada las detendrían, era hora de que el Paraíso tome poder.

Se decidió que tendrían que enviar un agente a hablar con Lucifer, mandaron a muchos hombres pero ninguno volvió, así que fue Dios en persona.

El Infierno se lleno de luz y los demonios se escondían aterrados. A lo lejos el castillo de Lucifer se imponía, Dios entró en el castillo sin queja de nadie.

Lucifer lo esperaba sentado en su trono, listo para enfrentarlo, pero desconocía su verdadero plan.

- Lucifer, – le llamó Dios al abrir la puerta de entrada a sala principal – no he venido a pelear, vengo a hacerte una propuesta.
- ¿Una propuesta? – Se pregunto intrigado – Espero que no sea una perdida de tiempo, ¿de qué se trata?
- Se trata sobre la Tierra y los humanos.
- ¿Qué? ¿No querrás que te deje en paz? Si es así pierdes el tiempo.
- No exactamente, vengo a ponerte un equilibrio.
- ¿Equilibrio? Supongo que te refieres a que cada uno de nosotros tenga las mismas oportunidades para tomar el alma humana.
- Tú podrías obtener demonios y yo podría obtener ángeles, sin embargo lo haremos siguiendo algunas reglas y una historia. Además de la existencia de un Purgatorio donde se hallen los no tan buenos ni tan malos.
- ¿Una historia sin fin?
- No, una historia que termine para el inicio de otra.
- ¿Hasta cuando?
- Hasta que la balanza de poderes se incline definitivamente hacia uno de nosotros.
- Una justicia ciega, necesito coordinar la historia contigo y tú junta ¿verdad?
- Sí, pero de desearlo podrías darnos tu parte luego.
- Pero quien ganará al final de cada historia.
- Eso lo decidirá el hombre, pero nosotros trataremos de llevarlos por uno de los dos caminos.
- Esta bien, acepto; sin embargo desarrolla una buena estrategia a partir de ahora yo haré lo mismo.

Y se fue Dios llevando con Él su luz y esplendor, una luz así no se volvió a ver en el Infierno.

El equilibrio fue impuesto y a lo largo de la historia este ha seguido permanente.

Pero, uno nunca sabe cuando será el fin, cuando será juzgado el hombre, ¿será mañana? ¿Hoy? ¿O aun falta demasiado? Nadie los sabrá hasta que ya sea tarde.

Fin

6 comentarios:

  1. es muyyyyyyyyy largoooooo para mantener la atencion mucho tiempo, pero = lo lei hasta el final, me merezco medalla de carton y beso en la frente!, jaaja!!

    ResponderEliminar
  2. te va a dar un beso si sos nene y una medalla si sos nene ja ja

    ResponderEliminar
  3. beso si sos nena y medalla si sos nene ja jaaaja

    ResponderEliminar
  4. ahhhh !! jja jaja...ya me estaba empezando a preocupar con tu primer comentario, jaaja, menos mal que aclaraste!

    ResponderEliminar
  5. lo quise boludear un poco un me salio como el culo jaaja

    ResponderEliminar