jueves, 6 de diciembre de 2012

"Champion" Jack Dupree




Murió el 21 de enero de 1992 en Hannover de cáncer, hizo de su biografía una leyenda. Había olvidado su fecha de nacimiento, y según una versión sus padres murieron en un incendio cuando él tenía un año. "Champion" Jack Dupree fue uno de los últimos grandes del blues de la primera hora. Su álbum "Blues from the Gutter" (Blues desde el arroyo), de 1958, sigue siendo aún hoy uno de los más importantes de la historia del jazz. El 23 de julio el cantante y pianista estadounidense hubiese cumplido 100 años, según su discográfica, porque en realidad no se sabe con certeza.
Dupree, que murió el 21 de enero de 1992 en Hannover de cáncer, hizo de su biografía una leyenda. Había olvidado su fecha de nacimiento, y según una versión sus padres murieron en un incendio cuando él tenía un año, según otra fueron asesinados por el Ku Klux Klan.

En cualquier caso, creció en un orfanato de Nueva Orleans en el que estuvo también Louis Armstrong. En el barrio reinaba una atmósfera de discriminación racial y violencia. "La vida allí era dura para un niño negro", diría más tarde Dupree.
No sabía leer ni escribir, pero consiguió de forma autodidacta aprender a tocar el piano. Más adelante el pianista Willie Hall (alias "Drive'em Down") lo tomó bajo su protección y le organizó conciertos en bares de prostitutas y tabernas. Tras numerosos trabajos temporarios se dedicó al boxeo de forma profesional, y de ahí viene su sobrenombre de "Champion" (campeón). La guerra lo llevó como soldado a bordo de un barco como cocinero, y estuvo dos años prisionero de los japoneses. Sólo después de aquello comenzó su carrera profesional como músico. Con presentaciones en el legendario Cotton Club de Nueva York y numerosas grabaciones se hizo conocido como auténtico representante del jazz del sur.

Su canción "Junker's Blues" fue el primer hit de Fats Domino. Entre sus grandes éxitos se cuenta también "Walkin' The Blues". La discriminación racial vigente en Estados Unidos hace que en 1958 decida, como muchos otros colegas negros, darle la espalda a su país. Seguirá su carrera sin descanso en Reino Unido, Suecia, Dinamarca, Francia, Suiza y, al final, desde 1977 en Hannover, Alemania. La ciudad celebra desde su muerte todos los años "La noche de 'Champion' Jack Dupree". Ya en vida era un ídolo, no sólo por ser un excelente pianista con una expresiva voz, sino también por sus cualidades como hombre del espectáculo alegre y seductor. "No beer, no music", era su lema con la botella de cerveza en la mano, ya sea en tabernas repletas de humo de cigarrillo o en salas de concierto llenas de gente.

Entre las nuevas generaciones es conocido por sus presentaciones con estrellas del blues-rock como Eric Clapton, Mick Taylor y John Mayall. Pasaron más de 30 años hasta que Dupree regresó a Estados Unidos, donde fue celebrado como el "hijo pródigo" en 1990 en el Festival de Jazz y Patrimonio de Nueva Orleans. Su disco "Back Home In New Orleans" documenta el retorno del viejo paladín del blues a la ciudad donde nació el jazz. Cuando murió en 1992 con 82 años, dejó tanto material no editado que se sacó un álbum póstumo, "One Last Time", Una última vez.



1 comentario:

  1. Me encantan tus biografias bluseras. Hacía mucho que no subias y siempre es bueno un ppoco de blues.

    ResponderEliminar