jueves, 26 de agosto de 2010

José Ortega y Gasset

No somos disparados a la existencia como una bala de fusil cuya trayectoria está absolutamente determinada. Es falso decir que lo que nos determina son las circunstancias. Al contrario, las circunstancias son el dilema ante el cual tenemos que decidirnos. Pero el que decide es nuestro carácter.

La mayor parte de los hombres tiene una capacidad intelectual muy superior al ejercicio que hacen de ella.


Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande, sólo es posible avanzar cuando se mira lejos.

Algunas personas enfocan su vida de modo que viven con entremeses y guarniciones. El plato principal nunca lo conocen.



1 comentario:

  1. me encanta el texto y la imagen, adoro a Ortega y Gasset

    ResponderEliminar