miércoles, 6 de octubre de 2010

EPICUREÍSMO (EL JARDÍN) - parte 2



La Naturaleza ha puesto como objetivo de todas las acciones de los seres vivos(incluidos los hombres) la búsqueda del placer, como lo muestra el hecho de quede forma instintiva los niños y los animales tienden al placer y rehuyen el dolor. El placer y el dolor son pues los motivos fundamentales de todas las acciones de los seres vivos. El placer puro es el bien supremo, el dolor el mal supremo.
Los placeres y sufrimientos son consecuencia de la realización o impedimento de los apetitos. Distingue Epicuro tres clases de apetitos:
• los naturales y necesarios: comer, beber, alimentarse; son fáciles de satisfacer;
• los naturales pero no necesarios: como los eróticos; no son difíciles de dominar y no se necesitan para la felicidad;
• los que no son naturales ni necesarios; hay que rechazarlos completamente.
Tipos de placeres: dado que el hombre está formado por cuerpo y alma habrá dos tipos generales de placeres:
• placeres del cuerpo: aun que considera que son los más importantes, en el fondo su propuesta es la de renunciar a estos placeres y buscar la carencia de dolor corporal. Existen dolores del alma y dolores del cuerpo, pero el mal es el del dolor corporal pues el del alma es consecuencia directa o indirecta de los dolores del cuerpo presentes o venideros. No hay que temer el dolor corporal pues cuando es intenso e insoportable generalmente dura poco y cuando dura más tiempo es menos fuerte y más soportable. Cabe aliviar el dolor físico con el recuerdo de alegrías pasadas y en casos extremos con el suicidio.

• placeres del alma: el placer del alma es superior al placer del cuerpo: el corporal tiene vigencia en el momento presente mientras que los del alma son más duraderos; además, los placeres del alma pueden eliminar o atenuar los dolores del cuerpo.

Aunque el placer es un bien y el dolor un mal, no es inteligente elegir siempre el placer y rechazar siempre el dolor: debemos rechazar los placeres a los que les siguen sufrimientos mayores y aceptar dolores cuando se siguen de ello placeres mayores. Antes de obrar hay que pesar cuidadosamente el placer o el dolor que se seguirá de ello y establecer un balance placer-dolor. No hay que renunciar a los placeres corporales sino ordenarlos y administrarlos de cara al bienestar físico y espiritual. La razón representa un papel decisivo en lo que respecta a nuestra felicidad: nos permite alcanzar el estado de total sosiego (ataraxia), de absoluta imperturbabilidad ante todo (Epicuro lo compara con el total reposo del mar cuando ningún viento mueve su superficie) y nos da libertad ante las pasiones, los afectos y los apetitos. El sabio alcanza la vida buena y feliz gracias a esta autonomía frente al dolor y los bienes exteriores, a los amigos con los que convive y a su aislamiento respecto de lo social.

Finalmente, aunque la teoría de la virtud no tiene en esta escuela la importancia que le da el estoicismo, también encontramos en Epicuro una concepción y clasificación de las virtudes, aun que siempre subordinadas al fin último que es el placer. La virtud es necesaria para la felicidad, pero, según su filosofía, no hay que buscarla por ella misma sino porque en su realización se halla presente el placer.
La filosofía epicúrea no tuvo etapasen las que destacados autores aportasen planteamientos o soluciones innovadoras. A pesar de todo fue bien acogida en el mundo romano, destacando la figura de Lucrecio (s. I a. C.). En el Renacimiento, con el resurgir del pensamiento griego, tiene clara influencia en algunos autores, particularmente en Lorenzo Valla(s. XV).

http://www.e-torredebabel.com

3 comentarios:

  1. cambiamos bastante de tema!!!, bien, me gusta

    ResponderEliminar
  2. giro inesperado!!!, jaja muy bueno

    ResponderEliminar
  3. "Refinado egoísmo que busca el placer exento de todo dolor, según la doctrina atribuida a Epicuro."
    Afortunadamente este sistema fue enseñado en el siglo IV a.C., ya que en la vida, el placer va acompañado con el dolor indefectiblemente, VIVIR tiene un alto costo, pero...VALE LA PENA!!!

    ResponderEliminar